Metropolitano(999) 289 10 11 StarMédica (999) 611-74-30 / 943 61 33. Urgencias 24hrs 9999 47 72 75 / 9991 62 54 24

La disfunción eréctil (DE) es la disfunción sexual masculina

más común. Ocurre cuando se tiene dificultades para lograr o mantener una erección y lograr la penetración y satisfacción sexual de la pareja. Esta disfunción es más común a medida que se avanza en edad, por la disminución de la hormona masculina testosterona que condiciona cambios fisiológicos dentro del cuerpo del hombre adulto mayor Sin embargo, actualmente, la DE se considera un síntoma temprano de otras condiciones de mayor gravedad, como por ejemplo, la enfermedad cardiovascular o la diabetes mellitus.

A algunas personas les cuesta trabajo hablar de sexo con el médico, ya sea por pudor o por ideas sembradas en la idiosincrasia del mexicano (machismo). La DE puede ser una señal de problemas de salud. Puede significar que los vasos sanguíneos están obstruidos o puede indicar que tiene una lesión nerviosa causada por diabetes.

El médico puede ofrecerle varios tratamientos nuevos para la DE. Para muchos hombres la respuesta es tan simple como tomar una pastilla, ejercitarse más, perder peso o dejar de fumar.

Algunos factores de riesgo para padecer DE, son los siguientes:

  1. Si usted no mantiene sus niveles de azúcar en la sangre o la presión arterial bajo control, puede padecer disfunción eréctil. Es importante que tome los medicamentos para estos problemas exactamente de la manera en que su médico le indica.
  2.  A veces, las hormonas masculinas se desequilibran y esto provoca disfunción eréctil. Su médico decidirá si necesita realizarle análisis de sangre para examinar los niveles hormonales. Esto se conoce como Síndrome de Deficiencia de Andrógenos en el Adulto Mayor o Síndrome de ADAM por sus siglas en inglés.
  3. Algunos medicamentos pueden provocar disfunción eréctil. Si este es su caso, es posible que su médico le suspenda ese medicamento o que le de uno diferente.

 

Los más comunes son las medicinas para la gastritis, los antihipertensivos y los antidepresivos.

4) Tomar demasiado alcohol, fumar demasiado y abusar de las drogas también pueden provocar disfunción eréctil.

5) Los problemas en la relación con su pareja sexual también pueden provocar disfunción eréctil. Mejorará la relación podrá ayudar en la Vida sexual. Si usted decide buscar terapia, probablemente sea más eficaz si se incluye a la pareja sexual. Las parejas pueden aprender nuevas maneras de complacerse mutuamente y de mostrar afecto. Esto puede reducir la ansiedad con respecto a tener erecciones.

El diagnóstico es totalmente clínico a través de un interrogatorio (INDICE INTERNACIONAL DE LA FUNCIÓN ERECTIL o IIFE) y de la exploración física realizada.
Podemos requerir algunos estudios de sangre u orina para descartar los factores de riesgo comentados anteriormente.

El tratamiento es escalonado. Esto quiere decir que debemos iniciar siempre con los medicamentos por vía oral (sildenafil, tadalafil y vardenafil) en sus diferentes dosis y presentaciones e ir subiendo los escalones hacia tratamientos más complejos, por ejemplo, las inyecciones intracavernosas (directamente en el pene) y, por Último, las prótesis peneanas, siendo este el Último peldaño a ocupar.

Sólo para finalizar y puntualizar, los hombres debemos de quitarnos de la cabeza tantas ideas tabúes que existen en nuestra mente. Eso nos llevará a tener una mejor relación de pareja y mejorar nuestra calidad de Vida sexual y en general.

Platica con tu esposa, con tu pareja o con la persona que te haga sentir bien y que le tengas confianza para poder salir adelante en este problema.

La comunicación de pareja juega un papel central y muy importante en el manejo del paciente con DE. No debemos dejar de lado la psicoterapia sexual, dado que es un arma más que tenemos los médicos para manejar este problema.